Es importante aprender a valorar una oferta de trabajo antes de aceptarlo. Puede que tengas que decidir entre dos empleos, o sea mejor esperar a encontrar otra oportunidad.

Buscar un nuevo trabajo puede ser desesperante; correos sin respuesta,entrevistas sin éxito y un sin fin de modificaciones en tu currículum, a ver si va a estar ahí el fallo. No obstante, siempre debes valorar una oferta de trabajo antes de aceptarlo, aunque tengas la tentación de aceptar lo primero que se te presente.

Lo mismo ocurre en el caso contrario – y algo más afortunado – cuando tienes que decidir entre dos ofertas de empleo. A simple vista puede que parezca que el trabajo mejor remunerado es la mejor opción pero, como en todo, también tienes que leer la letra pequeña.

Estas son algunas de las claves para decidir si aceptar o rechazar una oferta de trabajo:

  • El sueldo: Mira el resto de ofertas de trabajo para puestos similares, ¿el sueldo de este empleo cumple con la media? ¿Está bien remunerado respecto al resto del mercado?
  • Acciones: En muchos casos las empresas ofrecen menor sueldo a cambio de participación en las acciones de la compañía. Ten en cuenta este factor, y no olvides que el valor también puede fluctuar.
  • Bonus: En algunas compañías conceden un bonus anual o retribución por objetivos, en base al progreso del trabajador o equipo. Eso si, tienes que averiguar cómo de posible es que lo recibas: ¿cuánta gente los recibe y de qué cantidad estamos hablando?
  • Beneficios: También es interesante valorar si la empresa también proporciona otros beneficios a sus trabajadores, aparte del salario. ¿Te pagarán un seguroprivado? ¿Te pagan las dietas y el transporte? ¿Llevan a cabo programas de empresa saludable? ¿Podrás acudir gratuitamente a cursos de formación? Todos estos factores marcan la diferencia.
  • Empresa flexible: ¿Es importante para ti poder teletrabajar o tener una jornada flexible? Tal vez este tipo de ventajas sean lo que te ayude a decidir, a veces la calidad de vida prima sobre el salario.
  • Ubicación: Tienes que tener en cuenta no sólo los gastos de transporte para llegar a la oficina, sino también el coste de vida en la ciudad donde esté. Puede que esté en uno de los destinos más caros actualmente.
  • Cultura empresarial: Esto lo puedes averiguar fácilmente ya que a los entrevistadores les gustará que les preguntes sobre ello. Descubre cuál es la cultura empresarial y también qué estilo de liderazgo adoptan; ¿crees que te sentirías cómodo en este ambiente?

Vía | Paysa