Tener un blog cuando estás buscando empleo puede ser efectivo, no sólo para darte a conocer a empresas y a otras personas que estén en tu misma situación.

Ser persistente y utilizar un tono que sin dejar de ser profesional, sea ameno y te ayude a conectar con posibles empresas es fundamental. No importa el grado de conocimiento que se tenga de las redes sociales, la constancia y las ganas por alcanzar tu objetivo son el estímulo necesario.

Hay personas que por haber vivido en una época en la que los trabajos se buscaban en los anuncios de los periódicos, son reacias a exponerse en Internet.

Y ya sabemos que para mayoría de los trabajos es necesario o estar en una bolsa de empleo o en una red social profesional. ¿Y si añadimos crear una cuenta en Twitter donde expongas a diario tu búsqueda de trabajo?

Es el caso de @candidataeterna una desempleada (ahora ya no) a la que seguía por la red social Twitter. Se definía así: “Soy la Indíana Jones de la búsqueda de trabajo. Con la diferencia que Harrison Ford tiene éxito en sus aventuras y yo mayoritariamente, NO”

Nunca dejó de publicar tuits que hacía alusión a la búsqueda de empleo. Cómo mejorar el currículum, cómo le había ido en la entrevista de turno y compartía todos los artículos positivos respecto a cómo mejorar su candidatura.

Abrió un blog, investigó Linkedin y ofrecía un perfil simpático, constante y serio, con un objetivo: encontrar trabajo pero a costa de su tesón y de su empeño en ponerse al día en cuanto a formación.

A veces, hay que caminar por otro sendero para destacar y que una empresa se fije en ti. Hay que trabajar fuera y dentro de Internet, y considero que ella es un ejemplo para todo el que esté pensando en tirar la toalla.

Un artículo escrito por Joana Sanchez