Al final de toda entrevista se revierten los roles y le toca al candidato hacer las preguntas. Es el momento ideal para impresionar al reclutador si no lo has hecho ya, así que no lo dejes escapar.

Primera regla de toda entrevista de trabajo: si no haces preguntas al final estás fuera. Es importante para que el reclutador vea que tienes interés, y además es la oportunidad perfecta para impresionarle con alguna pregunta inteligente si no has conseguido hacerlo antes.

La clave es hacer una pregunta fuera de lo común y que sea realmente relevante para que puedas decidir si quieres aceptar el puesto o no. Esta estrategia será clave para que el entrevistador se acuerde de ti.

Hemos escogido algunas de las preguntas recomendadas por Sjoerd Gehring en themuse; Gehring es el Director de RRHH de Johnson & Johnson y ha entrevistado a muchos candidatos a lo largo de su carrera profesional. Estas son las mejores preguntas para hacer en una entrevista según el experto:

  • ¿Como puede ayudar este rol al crecimiento de la compañía?: Toda pregunta tiene un doble fin, demostrar tu interés, y averiguar si encajas en la empresa. En este caso por un lado el reclutador verá que te importa saber cuál será el impacto de tu esfuerzo en la compañía, algo muy valioso ya que refleja que miras por el bien común y no solo tu propio interés. Por otro lado te permitirá descubrir si el puesto será de mucha o poca responsabilidad y qué esperan del candidato elegido para el puesto.
  • ¿Qué es lo que más te gusta de trabajar aquí?: Gehring explica que sólo le han hecho esta pregunta una vez, y le encantó. Al candidato le permitirá tener una respuesta sincera sobre cómo es trabajar en la compañía, y le ayudará a conectar más con el reclutador.
  • ¿Cómo lidiáis con desacuerdos en el equipo?: De nuevo reflejarás que te importa el trabajo en equipo, y que con un grupo dividido se trabaja peor por lo que es importante resolverlo. Además, podrás descubrir que estilo de liderazgo tienen, y si se adapta a tu forma de trabajar.
  • ¿Hay algún motivo por el que dudes de mis habilidades para desempeñar el puesto?: Es arriesgado, y hay que tener valía, pero Gehring asegura que siempre le impresiona. Para empezar, reflejas confianza en ti mismo. Además, es la ocasión perfecta para convencerle al reclutador de que si eres el candidato perfecto; si sabes qué es lo que no le gusta de tu, o por qué duda de tu capacidad para hacer el trabajo, te será más fácil demostrar lo contrario.
  • ¿Por qué ofertáis este puesto?: Es interesante averiguar si han creado un nuevo puesto porque necesitan ayuda para sacar adelante el proyecto, o si a la persona que lo ocupaba anteriormente le han ascendido o ha dejado la empresa.

Escrito por Christiane Drummond