¿Tienes el control de tu vida o te dejas llevar por las circunstancias? La vida es un largo viaje impredecible, lleno de altos y bajos.  Si nunca te has preguntado qué quieres lograr en la vida, aún estás a tiempo de trazar tu propio camino.

No es un proceso fácil, pero no es imposible. La mayoría de personas exitosas aseguran que lo que los llevó a conseguir grandes resultados fue realizar un plan de vida. Ponerte objetivos, definir el camino y tomar acción es la mejor manera de lograr el éxito.

Por eso, aquí te enseñaré cómo puedes crear tu propio plan de vida desde cero.

3 pasos para crear tu propio plan de vida

 

1. Establece tus prioridades

Antes de crear un plan, tienes que hacer una introspección para saber qué quieres lograr. Estas son algunas preguntas que deberás hacerte:

¿Qué representas ahora?

Solemos etiquetarnos de acuerdo a las actividades que desempeñamos en nuestro día a día. Interpretamos diversos roles de acuerdo a nuestras funciones o aficiones. ¿Qué roles representas tú?

Algunos ejemplos podrían ser: músico, hijo, estudiante, deportista, trabajador, amante de la comida, etc. No hay límites. Seguro tienes varias maneras de etiquetarte, anota en una lista aquellos roles que más sueles representar.

¿Qué deseas representar en el futuro?

¿Cómo te gustaría que describieran tu vida? Tal vez te gustaría seguir interpretando algunos de los roles de tu presente, pero también puede que quieras eliminar ciertos aspectos.

Piensa en lo que esperas lograr en el futuro, ¿qué te gustaría hacer? Tal vez quisieras ayudar a las personas más necesitadas, crear un negocio, viajar, etc. Sea lo que sea, anótalo como lo que te gustaría representar: “filántropo”, “empresario”, “viajero”, etc.

¿Por qué quieres representar eso?

Una vez que ya tienes establecido lo que te gustaría ser o seguir interpretando, piensa en qué te motiva a representar cada de una de las cosas que anotaste. Si pusiste “empresario”, tal vez es porque quieres crear algo significativo, ayudar a más personas y tener una mejor vida.

Puede que quieras inspirar al mundo y ser recordado cómo alguien que le cambio la vida a muchas personas. Si estás teniendo problemas para establecer el porqué de tu vidapiensa en el día de tu muerte. ¿Qué quieres que las personas digan de ti?

¿Qué es más importante?

Ahora que ya sabes lo que quieres lograr y por qué, es hora de ordenar la lista.

Organiza las cosas que anotaste por orden de importancia, esto será especialmente útil al ponerte a la acción.

2. Ponte objetivos

En esta parte nos toca ponernos más específicos, ya sabes qué quieres ser, por qué y el orden de importancia que tiene cada rol en tu vida. Ahora tienes que ponerte objetivos.

Apóyate con estas preguntas:

 

¿Qué logros deseas alcanzar a lo largo de tu vida?

Llegó la hora de determinar lo que realmente quieres lograr. ¿Cuáles son esas metas que quieres cumplir? No se trata de lo que otras personas te dicen qué debes conseguir, sino de lo que tú realmente quieres. Usa tu primera lista para facilitar esto.

Clasifica tus objetivos para cada aspecto de tu vida. Por ejemplo, el aspecto profesional, el aspecto amoroso, financiero, de salud, etc.

Tus objetivos pueden ser algo como tener una empresa de marketing, vivir en otro país, ganar mucho dinero para poner tu propia ONG, lograr un buen cuerpo en el gimnasio, etc.

¿Cuándo deseas lograr esos objetivos?

Lo más probable es que tu lista de objetivos parezca más una “lista de deseos”. Ahora tienes que definir esos objetivos estableciendo fechas para cumplirlos. Recuerda ser realista.

Por ejemplo, iniciar mi propio negocio el próximo enero, ir de vacaciones a Japón en agosto del 2018, haber asistido al gimnasio durante un año sin faltas en enero del 2019, etc.

¿Cómo lograrás esos objetivos?

Aquí deberás ser más realista que en la pregunta anterior. Ya sabes dónde estás ahora, ¿qué tienes que hacer para cumplir tus objetivos? Piensa en las acciones que deberás tomar para alcanzar cada uno de tus objetivos.

Si quieres iniciar tu negocio propio en enero del 2018: tienes que averiguar sobre el mercado actual, averiguar sobre la documentación necesaria para inscribir tu empresa, crear el plan de negocio, elaborar tu propuesta de valor y otras cosas más.

3. Crea el plan

 

¿Qué pasos tendrás que seguir?

Ya sabes lo que necesitas hacer para lograr esos objetivos, ahora escribe los pasos que necesitas seguir en el formato que más te guste. Puedes usar un papel grande con colores para hacerlo más visual, escribirlo en tu ordenador o de la manera en que se te haga más cómodo.

Sé ordenado al escribir tus pasos, colócalos en el orden cronológico que deberás seguir como si fuera una lista de cosas por hacer. Asegúrate de examinar cada paso y anotar cualquier detalle que pueda ayudarte en el camino. Listo. ¡Ya tienes tu plan de vida!

No olvides revisarlo y ajustarlo

La vida siempre cambia. Tal vez lo que ahora quieras lograr no sea lo mismo que quieras lograr en 10 años. No estás atado a este plan de por vida, por lo que tendrás que evaluarlo constantemente para ver si en realidad te hará feliz.

También debes revisar todo lo que has logrado, siempre es bueno ver cuánto has avanzado y recompensarte por ello.

Si te das cuenta que tienes nuevas prioridades y objetivos, escribe nuevamente el plan. Puedes hacerlo las veces que quieras. Tu plan siempre irá cambiando y eso es bueno porque te estarás dando cuenta de lo que realmente quieres conseguir.

Con un plan de vida, tú tienes el control. Si no trazas el camino de tu destino, será muy difícil que llegues al lugar que quieres. No seas tan estricto y sé flexible con tu plan de vida.

Será tu mapa hacia la grandeza.

Y tú, ¿qué has pensado lograr en la vida? ¡Escríbenos en los comentarios!

Vía: Gananci